martes, 11 de diciembre de 2012

La Peña del Tren 2012


Ahora si que puedo decir que la temporada 2012/2013 ha arrancado. El domingo pude disfrutar de una dura batalla en el IV Cros Alpino la Peña del Tren y es que año tras año esta carrera va creciendo tanto en cantidad como en la calidad de los participantes gracias al esfuerzo de Santi Nistal y toda la organización de esta bella carrera leonesa.

Llegaba a Torneros tras unas semanas de entrenamiento en los que los ritmos y volúmenes han sido muy controlados y quizás fuera este echo el que me planteara dudas en cuanto a la forma de afrontar esta carrera. En línea de salida se alinearon grandes especialistas como Iván Ortiz, Santi Obaya, Fernando Arca, Eulogio Bello, Alfredo Gil, “Chamar”… siempre que me pongo un dorsal aspiro a lo máximo, pero el domingo era consciente de que ganar sería muy complicado y subir al pódium… en fin. Salida de la mano de “Depa” y un ritmo muy tranquilo hasta que en la primera subida aparece Alfredo y decide que hoy hay que currárselo. Poco a poco se va reduciendo el grupo y mi sorpresa llega cuando en el km7 la cosa queda en Alfredo y yo. Rodamos rápido, sabiendo que viene gente por detrás muy peligrosa. En los tramos más llanos intento forzar la máquina para ver si mi rival cede pero apenas consigo distanciarlo unos metros asique en la subida de la Peña del Tren le dejo la responsabilidad y con ello nos llega un invitado muy peligroso, Iván Ortiz, que ha ido de menos a más. Mi estómago empieza a dar problemas y tengo que caminar en algunos tramos de subida pero logro seguir en cabeza. Última bajada seria, un cortafuegos lleno de piedras en el que Ortiz se la juega sin éxito pues llegamos juntos al último obstáculo, esta vez en subida. Alfredo se pira a por la victoria y yo espero a que Iván decida seguir detrás de él… pero no va, me extraña y pruebo suerte. Iván cede y Alfredo no está lejos. Intento recortarle pero Alfredo es mucho Alfredo. Corona solo y ese minuto que me ha sacado arriba es insalvable en los 3km que quedan. Finalmente llego 2º a Torneros con un sabor agridulce ya que he estado acariciando el primer puesto hasta el final. Cierra el pódium Ortiz, 4º Fernando Arca y 5º “Chamar”.

Hoy ha sido un día emocionante, peleando desde el principio con los mejores y arropado por muchos amigos… Ramón subiendo detrás de nosotros con un cencerro en el avituallamiento del km7, Paco Arcilla, mi entrenador, en todo momento apoyándome y viendo el trabajo que tantos años lleva haciendo conmigo…Toño Arcilla, cada año disfruta más de la montaña. Mar, Santi, Victor y Cloux, sé que hoy veníais conmigo jejeje. Y Mis abuelos, en el alto del Cortafuegos y a sus 70 y pico años, seguidores incondicionales y una de las principales causas por las que puedo correr. Toda la gente que ha salido al monte a disfrutar de las carreras por montaña, gracias.

Con el Tren 2012, la temporada de carreras por montaña ha arrancado para mí. Ahora solo queda horas y horas de monte y montaña y disfrutar de este maravilloso deporte.

Nos vemos en las montañas.

viernes, 7 de diciembre de 2012

IV Cross Alpino la Peña del Tren, Previa

Y por fin ha llegado una de las carreras más importantes que cierran el calendario nacional (o abren, como es mi caso), estoy hablando de la Peña del Tren. Con tan solo cuatro ediciones has conseguido consolidarse como un referente para los leoneses y está en el punto de mira de algunos de los mejores especialistas nacionales. Y es que de la mano de Santi Nistal, se elaborado un circuito asequible para todos los públicos y una organización de 10 donde cobra especial protagonismo la comida de clausura y donde tendremos como principales novedades este año el sorteo de dorsales para varias carreras del panorama nacional o la brillante idea de poner a disposición de los acompañantes un autobús para poder seguir la prueba en determinados puntos, enhorabuena Santi. El precio, 20€, aquí cada uno es el que decide si está de acuerdo o no con el valor de la carrera. 

Para los nuevos en la carrera, deciros que no os vais a encontrar con un circuito complicado, todo lo contrario. Habrá alguna que otra trampa en forma de cortafuegos que para los más experimentados será un mero tramite para disfrutar de este rincón leones, eso sí, cuidado con el ritmo que nos va ha permitir llevar el circuito porque podrá ser nuestra perdición. 25km dan para mucho. 

Otro aspecto a destacar será el nivel de los participantes. La calidad que se va a juntar el domingo en Torneros es espectacular y entre los favoritos me gustaría destacar los siguientes nombres:

- Iván Ortiz, vigente Campeón de España, imponiendose a Tofol Castanyer y Miguel Heras. Para mí es el máximo aspirante a la victoria. 
- Manuel Merillas, impresionante el final de temporada que se ha marcado haciendo 4º en la Cavalls (Copa del Mundo). Hace un par de semanas corrió Dragoman y está rapidísimo, plantando cara especialistas del fondo en carretera. Creo que es el corredor que más posibilidades tiene de poner en apuros a Ortiz.
- Pedro Rodríguez Cuenca, Campeón de la Copa de España de Veteranos. Este circuito le viene al pelo, rápido y muy corredor, en Zumaia viví en mis propias carnes lo rápido que es Don Pedro.
- Ignacio Álvarez... CHAMAR, leyenda viva de las carreras por montaña, de los antiguos y de raza, bajador como ninguno, plantó cara al mismísimo Agustí Roc en alguna carrera y para mí un referente. Muy peligroso si la aguanta hasta el último cortafuegos y a buen seguro que si las piernas le responden subiendo estará.
- Salva Calvo, el más grande que nos ha dado León y una institución en la ultra distancia. No creo que esté peleando por los puestos de honor (si el tiempo no se tuerce y le da por nevar...) pero lo que ha conseguido este "abuelo" tiene por decreto que se le mencione como uno de los favoritos.
- Fernando Arca, el corredor de montaña gallego con más calidad. No se como llega de forma, pero a poco bien que esté dará mucha guerra. 
- Pedro Cueva, triatleta que hace incursiones en montaña, y cuando las hace no se le da nada mal. Ha ganado la Tilenux y a buen seguro que dará mucha guerra si las piernas se lo permiten. 
- Alfredo Gil, muy pero que muy bueno. En Alto Sil planto cara al gran Marco de Gasperi e Ionut Zinca haciendo un tercer puesto delante de Tom Owens, no se como llega de forma.
- Santi Obaya, perro viejo y otro referente para mi. En mi retina está grabado como aguantó a mi cambio de ritmo en Ubiña bajando al Meicín y me sacó los ojos en la última subida. Si tiene buen día peleará por todo.

Y ha buen seguro que algún corredor más se me escapa, señores esta carrera es para venir a verla. Os invito a que el domingo a las 11 os deis un paseo por Torneros de la Valderia.

Se presenta una carrera muy bonita a la que llego con mucha motivación y unas semanas de entrenamiento. No estoy, ni mucho menos, en un pico de forma pero las sensaciones que tengo son muy buenas. El objetivo será disfrutar de una carrera de gran nivel y darlo todo para intentar llegar lo más delante posible. No renuncio a nada y pienso pelear al máximo. El resultado que tenga que llegar llegará... La temporada 2013, ha empezado. Vamos!!!!

Nos vemos en las montañas.


martes, 4 de diciembre de 2012

Primeros pasos por el manto blanco


Estamos con diciembre recién estrenado y esto se empieza  a poner muy divertido. Ya he abandonado la piscina y tan solo queda un día a la semana de bici que se hace entretenido porque los desarrollos son más grandes y por lo tanto puedo hacer recorridos más largos. También voy notando que las piernas son más fuertes y ágiles.

Estos últimos días el frío y la nieve están siendo protagonistas incluso esta última a tomado parte en el entrenamiento del Sábado. Puesto que los entrenamientos más específicos de montaña empiezan a aparecer muy fugazmente, el Sábado decidí acercarme a una de mis montañas favoritas para entrenar, Fontañán. Me acompañó José Manuel y juntos nos peleamos con la nieve para en 2h20’ subir y bajar al Pico. No quisimos alargarlo más puesto que al día siguiente había carrera.

Ya el domingo, tocó ponerse de nuevo el dorsal para estrenar la primera prueba de la Liga de Cross leonesa en el Puente Villarente. Las piernas están cansadas y es que llevan 150km sin un solo día de descanso, mi cuerpo aún no está acostumbrado a estas cargas y se le hace raro. Veremos como se adapta en futuros meses. Salida lanzada por Alberto y detrás Aarón, Canovas y yo. Tras el paso por la primera vuelta, Canovas demuestra que está un punto por encima de los demás y se marcha con mucha facilidad seguido por Alberto. Por detrás marchamos Aarón y yo. Finalmente soy 4º en meta.

Ahora nos queda afrontar esta última semana con ganas y al ser posible culminarla con buenas sensaciones el domingo en La Peña del Tren.

Nos vemos en las montañas.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Dragomán 2012


Por segundo año consecutivo he vuelto a desafiar al dragón y a sus duras rampas. Hoy nos hemos calzado las asfalteras para disputar la Dragoman 2012 in extremis, y es que el miércoles la famosa gastroenteritis de la Bañeza agarró a mi novia y obviamente yo fui contagiado. El jueves hizo acto de presencia la susodicha en el entrenamiento de la Portilla. Pero hoy en mi visita al baño previa salida de carrera parecía todo más o menos controlado jejeje. 
Nada más llegar a Villafranca veo el percal con el que me voy a encontrar hoy… Dani Lazo, Itamar, Alex, Merillas, Silván… ufff, menudo ritmo que se va a poner. Calentando tengo buenas sensaciones y el ambiente es inmejorable, me encuentro con mucha gente que por desgracio solo veo en este tipo de eventos.
De salida, Itamar saca a relucir su calidad y enseguida estira el grupo. Me veo con fuerzas y muy suelto en el llano asique decido seguir con los primeros. 3.07, 3.13 y 3.02… se acabó el llano y empieza la fiesta… pero para mi llegan los problemas, no encuentro buenas sensaciones y rápidamente se marchan Jorge e Itamar en solitario para arriba. Yo intento en balde seguir con Merillas, Silván y Alex. Hoy no es el día y las piernas empiezan a cantar cuando aún me faltan 4km de dura subida. Marcheta cómodo y a intentar buscar sensaciones buenas que nunca llegan a aparecer. Al final 8º en meta y contento por haber luchado contra los demonios que aparecieron en las rampas de Dragonte, seguro que vuelven a aparecer en competiciones más importantes y habrá que estar preparado para derrotarlos.
Me gustaría destacar la bajada que hice con al que considero uno de los llamados a ser el futuro o mejor dicho presente de las Carreras por Montaña en España, Manuel Merillas. Desde aquí quiero felicitarle por el temporadón que ha hecho destacando por ejemplo (su currículum da mucho de si) su victoria en Canfranc  y rematando el año en Cavalls, en donde finalizó 4º contra todo pronostico de la organización ya que a pesar de invitarle no le dieron dorsal privilegiado y tubo que pujar por “petate”. Aun así planto cara a los mejores especialistas mundiales. Creo que las instituciones locales deberían tener un pequeño detalle (y no me refiero al tema económico, sino a preocuparse y enterarse de sus logros tan meritorios como los de otros deportistas) con este paisano de Valseco ya que lo que está haciendo es de admirar ¡Enhorabuena!. Este año espero que todo nos salga bien ;).
Nos vemos en las montañas.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Cambio de aires

Han ido pasando las semanas como que no quiere la cosa y precisamente ha llegado la última de las "aburridas". El miércoles espero que sea el último día que utilizo el bañador como instrumento para entrenar, han sido 8 semanas en las que la natación y bicicleta tenían el protagonismo de los entrenamientos pero a partir de la que viene, mis queridas zapatillas se tienen que ir desperezando ya que les toca trabajar. 

Por fin he logrado asentar una rutina y los horarios para entrenar son fijos lo que mi cuerpo lo ha agradecido al estar preparado para el esfuerzo en un determinado momento del día. En cuanto al terreno de juego, la sierra de Herreros ha sustituido a mi querida Candamia (no te olvidaré y espero que pronto volvamos...) y la carretera a Castrocontrigo desde la Bañeza mis carriles bici. Lo negativo es que me he tenido que adaptar a circuitos nuevos que a veces tan difícil nos resulta a los corredores y lo positivo es que esos circuitos son más propicios para dar el salto definitivo a las carreras por montaña. Puedo acumular desniveles mucho más fuertes que en la Candamia y tengo subidas más largas y tendidas para correr, muy necesarias para las mejoras necesarias que habrá que incluir de cara estar fuertes en la Copa.

Por otro lado, este domingo voy a disputar la Dragoman, una carrera que me conquistó el año pasado y que sale de la localidad de Villafranca del Bierzo. No es muy larga, creo que no llega a los 9km, pero 6 de esos kilómetros son en continua subida y aunque no sean técnicos ya que es todo asfalto, se pueden hacer muy duros. Así que os animo a disfrutar de esta experiencia.

Nos vemos en las montañas.

jueves, 8 de noviembre de 2012

ESCUCHANDO Y ANALIZANDO...


Últimamente no puedo decir que haya estado disfrutando plenamente de correr y realmente no acababa de comprender el porqué. Quizás me hacía falta un flash, un aviso…algo que me hiciera reaccionar y replantear cual es mi senda. Realmente correr se ha convertido en una necesidad básica para mí como lo es comer o dormir…y cuando digo correr no me refiero a buscar un resultado, una competición o una marca. Sino a hacerlo una rutina como aquel que acostumbra a tomar café a las 3 mientras lee el periódico o tiene por hábito llamar a su madre a las 5 de la mañana o salir los domingos a tomar unos vinos. Necesito saber que voy a disponer de mi GPS lleno de batería, que voy a tener mis zapatillas al menos secas y que siempre habrá un cortavientos dispuesto evitar cualquier escusa con algún tipo de inclemencia meteorológica. Puedo prescindir de quedar con los amigos, de decir no a un “gran” acontecimiento como una boda, vivir sin internet (aunque haya personas que no lo crean) o incluso, aunque me duela decirlo, olvidar un poco a la familia. Pero no de la rutina que implica correr. Quizás sea egoísta, creo que inmaduro también y mi cabeza no esté muy amueblada… pero sé que corriendo he logrado tener un dominio de mi cuerpo tan grande que consigo encontrar felicidad donde otros ven miedos o tristeza. Corriendo confío en mi mismo, no tengo dudas y no me importan las consecuencias de mis actos porque sé que son los adecuados. Hay entrenamientos que me ha transmitido emociones que me gustaría que algún día se pudieran medir o cuantificar. Creo que a todo esto mi entrenador le llama Satori.
                A veces, inconsciente de mí, intentas hacer ver lo que sientes corriendo a otras personas. Y es que el gran problema es que no se puede ver lo que se siente sino sentir lo que se siente. Para poder entender ese estado de felicidad hay que sentirlo. Puede que haya gente que lo consiga con la música, con su familia, quedando con los amigos… no lo se, yo sé que lo alcanzo corriendo, acompañado o sólo, pero corriendo. Hay veces que la tentación de salirse del camino puede ser grande, la sociedad en la que vivimos nos dicta desde pequeños un guion que debemos seguir, nos introducen en una espiral de la que es muy difícil escapar. Estudiar, trabajar y obedecer. Seguir al rebaño, lo que hace todo el mundo es lo correcto, lo que piensa todo el mundo es lo que hay que pensar. Incluso nos imponen la forma en la que tenemos que divertirnos. Nos generan o más bien nos generamos necesidades innecesarias que cuando no disponemos de ellas nos sentimos mal. No voy a decir que no he tenido caprichos innecesarios o sea esclavo de las diversiones oficiales de esta sociedad, exuberantes navidades, y es que como dice Melendi, “la navidad la ha inventado el Corte Inglés”… pero he podido comparar las sensaciones que me aportan estos placeres convencionales y fáciles de asimilar con lo que me aporta correr y creo que me quedo con lo segundo. Se me ponen los pelos de punta cuando me acuerdo de mi primera Travesera, de los momentos tan intensos vividos este invierno en el Anillo del Vindio, ver como se le escapaban las lagrimas a mi abuelo en a las 11 de la noche en la plaza de Chamonix tras 15h disfrutando bajo la lluvia o el abrazo con María… todas esas emociones, esas sensaciones las he alcanzado corriendo y sé que son las que me más me gustan y también las que más me han hecho crecer. Perdón por este tostón que he escrito pero necesitaba expresarlo de alguna forma.
                Y hablando de todo un poco, el domingo disputé los 10km BBVA de Madrid. La verdad es que no iba con ninguna intención más allá de encontrar buenas sensaciones compitiendo y es que el ajetreo en el que me he visto envuelto últimamente no me ha permitido llevar la rutina de entrenamientos que tan importante es para que las cosas salgan bien. He entrenado bien, pero por las mañanas cuando me levantaba no sabía cual sería mi hora de entrenar y esto genera un poco de ansiedad. Aun así estoy contento con lo conseguido, sensación de piernas ligeras en una carrera que se hizo muy dura debido a las condiciones que el cielo Madrileño nos brindo. En cuanto a los números, 34’08” y un 3º de la general. Poco seguiremos buscando asentar rutina y orden de entrenamientos puesto que es una pieza muy importante para poder sacar resultados.

                Nos vemos en las montañas. 

viernes, 19 de octubre de 2012

I Trail Macizo de Ubiña


Tras un largo periodo de parón competitivo de un mes y medio, era hora de tomar de nuevo contacto con el mundo de los dorsales  y que mejor forma de hacerlo que en una carrera nueva y en un entorno único como es el macizo de Ubiña. Los datos técnicos de la carrera asustan, 21km con algo más de 2000m positivos y otros tantos negativos… ¡que si!, que tenemos material para ser la cuna de las carreras por montaña, estoy arto de que se valore más lo de fuera que lo de dentro. Nos lo tenemos que creer ese es el primer paso para poder llevar nuestro entorno a primera línea mundial y así nos beneficiaremos todos. Y ahora sigo porque si no me enciendo… En línea de salida, mucho nivel. Santi Obaya, uno de esos corredores que poco a poco van haciendo leyenda… en mi retina quedan aquellos duelos con Salva Calvo en la Travesera, cuando yo solo podía llegar a 4h de estos titanes. Raúl Cámara, un pura sangre, mucha calidad guardan sus piernas. Pedro Rodríguez Cuenca, otro abuelo que en cuanto te descuidas te afeita el pescuezo, como así me sucedió en Zumaia. Salva, que a la chita callando aún da guerra en carreras cortas, Juan Fuego… en fin, estaban todos los ingredientes para poder disfrutar.
                Salida ligera, y como no podía ser de otra manera, encabezada por Santi. Raúl, Pedro y yo le seguimos. Empiezo a darme cuenta de que va la historia, canales sinuosas con terreno difícil de andar. Una sensación de placer recorre mi cuerpo, echaba de menos mi terreno de juego. Santi y yo poco a poco abrimos brecha acompañados de manadas de rebecos. Sé que aún no estoy al 100% para dar guerra tras el parón, pero mi mente me puede. Dejo que las piernas actúen solas y cuando quiero acordar llego sólo al refugio del Meicín. Comenzamos una de las últimas subidas y Santi me alcanza. Mis piernas no tienen chispa para seguir las suyas y poco a poco pierdo contacto con el. Hace lo mismo Raúl que da buena cuenta de mí en el último km de carrera. Llego 3º y con la sensación de haber transitado por uno de los parajes más bellos del mundo.
                Enhorabuena a la organización por haber echo realidad un circuito de ensueño. Les animo a seguir trabajando en esa línea ya que aún se puede sacar más.
                 Nos vemos en las montañas.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

PUNTO Y SEGUIDO...


Por fin. Por fin puedo decir que estoy de descanso, que mi temporada se ha acabado y que es hora de regenerar nuevas ilusiones y pensar en el futuro. Han sido 13 meses de temporada, la más larga de mi vida deportiva y personal y en la que he tenido que enfrentarme a todo tipo de dificultades como lesiones, desilusiones, problemas personales… pero gracias a la ayuda incondicional de una persona que es algo más que un entrenador, algo más que un amigo, no solo he superado los problemas sino que he crecido mucho y me he hecho más fuerte, ¿Cómo atleta? Puede ser, no lo se… pero como persona os aseguro que si. Nunca podré pagar a Paco Arcilla lo que ha hecho y está haciendo por mí. El apoyo de Iván Losa y su mujer, Raquel. Una pareja que me ha apoyado sin ni siquiera esperar nada a cambio. Juan Ramón, el maestro, caminando juntos desde que sólo era un niño. Y María… jamás sabe uno las vueltas que da la vida. Piensas que las cosas en la vida tienen que seguir un guion lógico pero de repente aparece una personita en tu vida que te desmonta todo y te abre los ojos, te hace ver lo que vales y te obliga sin querer a luchar más por tus sueños.
                En cuanto mi última carrera, decir en primer lugar que estoy muy sorprendido tanto por el resultado como por lo vivido en la que todo el mundo considera la meca del ultra trail, el UTMB. Semanas antes de la carrera, no tenía ganas de correr, estaba muy cansado más a nivel mental que físico pero cansado. La bajada brutal en el volumen y la intensidad de los entrenamientos me hacía pensar que quizás no llegara en condiciones cuanto menos de hacer un puesto 20º que era la idea que me rondaba por la cabeza en una prueba con el nivel de los participantes que iban a tomar la salida. Pero si he aprendido algo en mis años de experiencia es que las carreras son la guinda del pastel, la cima de la montaña… que llego arriba pues me he comido la guinda, que no llego arriba pues me he comido el pastel. Repasando los objetivos de planteados para la temporada, aparecía uno que ponía en letras grandes “DISFRUTAR”. Asique sin pensarlo me dediqué en todo momento a buscar sensaciones, emociones buenas y lo estaba consiguiendo. Pasaban los kilómetros y lo estaba consiguiendo, no importaba si iba el 15º o pasaba primero por la Thuile, solo estaba disfrutando. Sé que mucha gente pensaba en que quizás salí rápido, que iba a reventar y no llegar… la verdad que no me importaba mucho, viví cada zancada y la disfruté cada instante como si fueran los últimos, y quizás esa fue la clave de lograr un buen resultado, sólo eso un buen resultado. No nos engañemos, somos competidores por naturaleza, ¿no luchamos por sacar la mejor nota en una prueba de acceso a la universidad o por ser mejor en unas oposiciones? La clave es como alcanzar nuestro objetivo y para mí el pilar de la constancia y el trabajo bien hecho se sustenta en DISFRUTAR, si no disfrutamos estamos perdidos.
                Empieza otra temporada, pero el objetivo no cambiará, DISFRUTAR. Vendrán otros resultados, otras carreras, otros retos pero siempre alimentados por hacer las cosas disfrutando. Eso sí sin olvidarse del trabajo y la constancia que durante estos años me han llevado a lograr retos espectaculares y emocionantes. Asique amigos, punto y seguido a la temporada 2011-2012, ¡arranca la 2012-2013!
                Nos vemos en las montañas.

viernes, 10 de agosto de 2012

Nuestro patrimonio, nuestro legado.


Tras mi ultima incursión en el mundo de la competición, ha llegado la hora de las carreras de mi tierra, de la montañas que me han visto crecer y que han dado de comer a mis antepasados. Hablo de las carreras de Fontañan y Polvoreda (para mi Correcillas, lo siento al que le moleste). Solo podré participar en la primera ya que en la segunda, mis pasos me llevaran a descubrir los senderos alpinos de la alta Savoia.
                Fontañan no es una gran montaña, apenas supera los 1500m pero sus pastos han dado de comer a mi familia y la genética heredada de mi abuelo fue fraguada en sus faldas. Es uno de mis lugares favoritos para entrenar, sobre todo cuando tocan esas intensas jornadas en las que tienes que darlo todo en 2h. El año pasado, un buen amigo, Roberto, decidió adentrarse en el mundo de la montaña y organizar una gran carrera. A pesar de ser un corredor de pista, su esencia es montañera, como buen gordonés y diseño un trazado exigente y técnico, acorde a las posibilidades que la montaña ofrece. Esta ha sido la primera carrera que he ganado, la primera en la que roto la cinta de meta y en la que entendí que soy montañero y que mis pasos tenían que encaminarse a las carreras por montaña. 17km para disfrutar de este mágico entorno de la rivera del Bernesga. Cortafuegos, bosques, zonas técnicas con fuertes pendientes y piedras serán nuestros compañeros en la mayor parte del circuito.
                El Polvoreda… esta montaña despertó mi espíritu aventurero. Desde el Alto la Nevera, donde estaba situada mi antigua casa, la veía todos los días y siempre despertó mi curiosidad. Su forma tan característica no pasaba desapercibida en mi mente y soñaba con llegar a su punto más alto partiendo desde mi casa…cosa que conseguí hace pocos meses en compañía de uno de mis mejores amigos, Juan Ramón. La subida por cualquiera de sus caras es espectacular, bonita y en algunos casos área, pero el gran Javi (el impulsor de esta carrera) escogió la subida desde Villalfeide para realizar una carrera única y espectacular… más de 800m de desnivel nos separan de la cima una vez que se da la salida. Muy técnica, tanto la subida como la bajada, donde los pura sangre en las bajadas (no puedo de dejar de pensar en Chamar) marcarán la diferencia.
                Todo leones no puede dejar de correr estas dos pruebas si quieren comprender la importancia de nuestro patrimonio natural, que es el valor más importante que tenemos los leoneses y lo tenemos descuidado. Por otra parte la importancia que se les da a los más peques en estas dos pruebas es de valorar, ellos son el futuro y los que tienen que sostener y sacar a delante nuestro legado. Roberto y Javi, os animo a seguir luchando y yo pienso apoyaros en todo, tenemos que luchar por nuestra tierra y por dejar una herencia digna a los que vienen detrás.

                Nos vemos en las montañas.

lunes, 23 de julio de 2012

No puedo parar...


No puedo para amigos, no puedo parar de correr. Disfruto, vivo corriendo ya se entrenando o compitiendo. Es curioso que una actividad tan antigua como la propia existencia del Homo Sapiens nos pueda aportar tanto ¿no?... y es que a veces te asaltan dudas de si realmente esto puede ser así y cuando te desvías un poco del camino, el malestar empieza a recorrer tu cuerpo, un entrenamiento que no haces o ese día que tu mente te intenta jugar una mala pasada y… ¡Zas! El cuerpo te zarandea y vuelves a abrir los ojos para coger de nuevo la senda , ese camino que sabes que te va a llevar a las cotas más altas del placer… Siempre surgirán dudas, llegarán encrucijadas pues esta forma de vida nos obliga a castigar el cuerpo hasta llegar a cotas que ni la propia física puede entender para alcanzar el climax. Pero cuando lo alcanzamos… todo cobra sentido, solo nosotros podemos sentir esa se sanción y no necesitamos a nadie, insisto, nosotros SOLOS la alcanzamos y merece la pena, ni si quiera intentamos explicárselo a nadie, perderíamos el tiempo en intentar describir esa sensación, puesto que solo se puede sentir… Las competiciones ya no es el motor, sino la búsqueda de esa sensación de felicidad plena que aparece en la carrera que menos te lo esperas o en un entrenamiento que pasará al baúl de tu memoria. Ya no miras atrás, sólo buscas un nuevo obstáculo, más difícil que el anterior para alcanzar ese placer… No puedo parar.
Y en cuanto a los últimos resultados, participe en la IV Carrera Benéfica de los Calderones, quizá podría haber corrido una carrera de más envergadura, pero la causa que me movió a correr aquí era muy importante. Todo lo recaudado va destinado a la investigación del cáncer infantil. En cuanto al circuito, que voy a decir, magnífico. Poder correr a toda velocidad por el desfiladero de los Calderones no tiene precio. Creo que con empujón de publicidad, está carrera podría ser un referente en la provincia. Tiene el circuito, que es lo principal y luego ilusión y ganas por parte de la organización. Les animo a que sigan peleando por este proyecto.
El pasado domingo tuve un bonito duelo con Gustavo Silvan en Nogarejas. En un circuito que realmente no me venía nada bien le pude plantar un poco de batalla y hasta el último kilómetro estuve dando guerra. Saco conclusiones muy positivas de esta carrera. En primer lugar, la rápida recuperación que estoy teniendo de la Travesera. Luego me gustaría destacar que a pesar de que mis entrenamientos están enfocados a aguantar carreras de más de 4 horas, sigo teniendo chispa para hacer algún parcial a 3:07 lo que me da esperanzas para rendir bien en mi próximo objetivo, La Flysch Trail Mendi Lasteketa, prueba de 30km muy rompe piernas y que es Copa de España por lo tanto el ritmo será muy duro desde la salida. Es la primera vez que corro en el País Vasco y espero poder disfrutar del gran ambiente que tienen las carreras de esta tierra.
Un saludo y nos vemos en las montañas.

martes, 19 de junio de 2012

365 días... Travesera Integral Picos de Europa 2012


365 días, de dura espera para volvernos a ver las caras, vieja amiga!! 

Parece mentira, pero ya ha pasado un año desde que la Travesera me venció y me obligó a poner tierra en Caín. Pero ella sabía que después de 12 meses iba a volver, más fuerte y a la vez más humilde para intentar comprenderla y valorarla como se merece, como la madre de todas las carreras. Esta vez quise presentarla a nuevos guerreros dispuestos a escucharla y entenderla, una tribu de gladiadores montañeros que han querido probar sus encantos. Iván, Raulín, Juan Ramón, Aníbal, Antonio, Roberto… todos con el mismo objetivo, poder decir que son Traveseros.

Con Anibal de camino hacia Arenas. Delante, en carretera, parte de la expedición.


El viernes partimos a Picos de Europa, donde realmente tiene origen el ahora llamado trail running, y si no que se lo digan al Cainejo o a Bonifacio Sadia, cuando realizaban esas travesías para poder comerciar con Cabrales o simplemente mantener su ganado en los altos de los Puertos de Cuba. Como Speed Cross unas zapatillas reforzadas con neumáticos y como frontal la luz de luna… me hubiera gustado poder disfrutar de aquellos portentos físicos de la naturaleza. Pero volvamos al tema que nos ocupa. 

Tras llegar a Arenas de Cabrales, una comida rápida y a por nuestra marca de guerra, el dorsal. Quizás el destino es caprichoso y yo sin darme cuenta, me estaba anunciando un final feliz en esta nueva aventura. Mi dorsal, 439, ¿querría decir algo? 4 Traveseras, 3 finalizadas en la 9 edición, la verdad es que no soy demasiado supersticioso, pero todo da qué pensar…


El tiempo pasa lento en la habitación del hotel, pero pasa y por fin llega la hora. Me cambio en la habitación junto al más grande de la Travesera, Salvador Calvo Redondo. Él la conoce mejor que nadie y sabe medir sus tiempos. Indudablemente será mi referencia. Parece mentira, pero hace 4 años, en mi primera Travesera ni me hubiera imaginado una situación así, tener como compañero y rival a Salva, mi ídolo, mi referente… Nos dirigimos al Repelao y todo está listo para que empiece la carrera. 

                                                                                Minutos antes de la salida

A las 12 se da la salida y poco a poco vamos situándonos en posiciones delanteras y nada más entrar en el sendero Salva coge el primer puesto del grupo y comienza a marcar un ritmo constante y fuerte. Poco a poco el grupo se va reduciendo en la cabeza de carrera y nos quedamos solos, tras pasar los Lagos de Covadonga, Merillas, Quico, Salva, un corredor creo que de Almería y yo. Las sensaciones no son muy buenas, las piernas no suben como otros días pero aguanto el ritmo sin problemas. Quico se empieza a escapar y bajando mesones nos lleva 8 minutos. Es una diferencia muy pequeña a estas alturas de carrera pero lo que me preocupa es que no voy bien. Aguanto el ritmo bajando, pero mi estómago me hace sufrir. Mi cabeza empieza a funcionar en negativo y los primeros cantos de sirena llegan a la cabeza, quizás debería abandonar en Caín… pero llegando al pueblo dejo la mente en blanco y sigo los pasos que tenía establecidos. Plátano, sandwich, cocacola, rellenar botellas y comenzar a caminar despacio a Dobresengos. Cuando quiero volver a pensar ya he pasado el Sedo Mabro, ahora si quiero abandonar tendrá que ser en Urriello. 
Son las 4:30 de la mañana, Salva y yo nos quedamos solos. La noche es cerrada y no vemos a nadie por delante. Pero pasando el canalón, una luz se acerca muy rápido. Un chico Francés nos pasa y nos quita las pegatinas de la mochila… nunca antes había visto subir a nadie así esta canal, ¡espectacular!. Nos resignamos y seguimos a nuestro rítmo… Poco a poco me voy quedando, voy mal, muy mal. El estómago me está torturando y llego  a quedarme destemplado. Paro a sacar mi cortavientos y los primeros rayos de sol se llevan a Salva… 

Comienza mi batalla en solitario. Tengo descomposición, y lo que como no me sienta bien. Aun así sigo comiendo, para no tener ningún problema de desfallecimiento. Llego Urriello con las ideas, claras, quiero abandonar. Pero esta carrera también sabe recompensar a sus valientes, y tras unos minutos con Pablo Criado y Jorge Rivero, como un autómata, me pongo la mochila, cojo los bastones y salgo hacia la Celada. “¿Qué cojones haces?”, es lo que pienso. Pero una fuerza que no sabría explicar, me impide parar y me arrastra poco a poco por la Canal. El cuerpo funciona solo y voy devorando metros. Sin darme cuenta estoy en la Collada Bonita… Guardo mis bastones y comienzo el descenso, como un zombie…

La idea de abandonar en las Vegas aparece de nuevo. Cipri, un cabraliego muy duro, pura sangre en las bajadas, me coge e invita a que le siga. El cuerpo reacciona y comienzo a tener agilidad bajando. Las piernas empiezan a funcionar, la mente se despeja y de repente el cuerpo empieza a recuperar, ¡por fín!. Estoy disfrutando, bajamos rápido y llegando a las Vegas mi equipo técnico está esperando, no puedo abandonar, veo ilusión en los ojos de Paco, Patricia, mi madre, mis abuelos… ellos también sufren y sé que esperar a alguien cuando está haciendo una aventura de estas es duro… Así que como bien, vuelvo a sacar los palos y comienzo Jidiello, las fuerzas parecen estar intactas y el ritmo es constante. Poco a poco voy dejando atrás a mis compañeros… estoy subiendo realmente fuerte, y cuando quiero acordar estoy en el collado. 52’ para esta canal… no está nada mal. Y empieza un terreno mucho más favorable, de corredores. Mis piernas saben como hay que correr en este terreno y rápidamente sacan la chipa de corredor de cross. 



Estoy ya en el Jito, y quería abandonar tras un percance que me hizo perder 15’ (la niebla me despistó y tuve que retroceder para encontrar de nuevo mi camino), encauzo mis pasos a Portudera, últimos desniveles positivos. Las piernas van muy ligeras. ¡Ojalá hubiera tenido estas sensaciones en la primera parte…! Y por fin llego a Caoru, una senda muy técnica que cuando está mojada se hace realmente peligrosa. Bajo ligero pero sin arriesgar. Es el último tramo duro. De repente, la civilización aparece… ya estoy a salvo, la carretera me anuncia que lo he conseguido, disfruto de este último km de asfalto. 

Ya estoy en la meta, soy el 6º en lograrlo en esta edición y con un tiempo de 13h14’. Todo ha merecido la pena, quizás el resultado no sea del todo bueno y es que todo siempre se puede mejorar, pero el mero hecho de acabar esta carrera es un triunfo, y aún más si cabe aquellos que se van a las 22h, pues estar expuesto a los peligros de estas montañas durante casi un día, es para tener muy en cuenta. 





Y por último, dar las gracias a todos aquellos que hacéis que sea posible que yo disfrute: familia, los amigos de Asegur, mi fisio (Rober), Gabi de K2 PLANET, Hoko Esport y, como no, Paco Arcilla, él ha cimentado el que sea como soy, más allá de un deportista, una persona con mis valores y mis principios. 
A TODOS, GRACIAS.

jueves, 14 de junio de 2012

Haciendo recuento

He tenido abandonado el blog estas últimas semanas y no ha sido porque no haya sucedido nada interesante, pero la preparación para la Travesera y la recuperación de la lesión no me ha dejado un respiro.


En primer lugar, tengo de destacar mi actuación en la V Integral del Valdecebollas que coincidía con el Campeonato de Castilla y León de Carreras por Montaña. Tras una carrera en la que tuve que soportar molestias en el estómago desde el km15 y dudas con mi condición física en ese momento, logré realizar una segunda posición por detrás de Oscar Pérez (Cataluña) que me permitió proclamarme Campeón de Castilla y León. La carrera, pese a las molestias, me dejó buenas sensaciones. Era la primera vez que me enfrentaba a una maratón y no sabía como iba a reaccionar mi cuerpo a la distancia y sobre todo a los ritmos de competición en esta distancia. 







La semana siguiente al maratón, no paramos los entrenamientos, aumentamos volúmenes y ritmos, todo enfocado a intentar ganar un poco de forma de cara a la Travesera y el cuerpo parece que se adaptó muy bien, llegando a realizar 16km en series con desniveles, un par de tiradas de 3h y media y culminando la semana con el señor Salva en Picos de Europa, 7h30’ de actividad para acumular cerca de 9000m de desnivel.



La siguiente semana seguí con la tónica de la anterior y acabé con una competición técnica pero corta en Sanabria. 21km con casi 2000m de desnivel acumulado han sido el toque de campana para la preparación de la Travesera. Aproveché la XIV edición de la Carrera de Montaña de Sanabria para conocer una zona que no conocía y ver que tal respondía el cuerpo en las bajadas técnicas y no pude quedar más satisfecho. Logré la victoria y lo mejor de todo las sensaciones con las que acabé. Mucha facilidad en las subidas y cómodo bajando, pese a no estar al 100% recuperado de la lesión. 








No me gustaría dejar sin señalar la espectacularidad de esta carrera, muy técnica, sobre todo en las bajadas, bonita y con una organización de 10. Ángel y Nates, muchas gracias por todo!!!

Y ahora os dejo que tengo que preparar la armadura, una batalla, o mejor dicho, LA BATALLA está cerca...


Un saludo

martes, 29 de mayo de 2012

Hoko Hada, Análisis.



Llevo ya unos cuantos meses dando “cera” a mi Hoko Hada y quiero analizar y exponer mis impresiones de esta novedosa y revolucionaria camiseta. 


Llevo ya cerca de 8 años practicando atletismo, y saliendo a la montaña desde que tengo uso de razón y creo que Hoko ha dado un paso de gigante y se ha puesto a la cabeza en el sector con esta camiseta.

Quizás no tenga un respaldo mediático como el que tienen otras grandes marcas, pero pasito a pasito están vistiendo a un gran número de deportistas y poco a poco aparecen en las primeras posiciones en las carreras de nuestro país.

La Hada ha sido, además de mi compañera de entrenamiento durante este invierno, mi segunda “piel” en las siguientes competiciones y desafíos:


* Desafío León-Correcillas: 55km, 9h, temperaturas desde -1ºC a 22ºC.
     * 1ª Invernal al Anillo del Vindio: 118km, 20000m de desnivel acumulado, 45h, temperaturas desde los -5ºC hasta los 25ºC.
-      * Campeonato de España de Carreras Por Montaña. Canon do Sil, 33km, humedad y temperaturas entorno a los 15ºC.
-       * Carrera Truchilla-Vizcodillo: 23km, temperaturas entorno a los 17ºC.

La primera impresión que tuve nada más verla es su reducido tamaño, cuya mejor solución es ponerla y enseguida nos daremos cuenta de la gran elasticidad que tiene adaptándose a nuestro cuerpo y sin moverse hasta que la quitemos. Según la pones puede llegar a dar sensación de agobio, pero una vez puesto en marcha esta sensación desaparece. 


Otra de mis dudas era el comportamiento de esta camiseta poniendo otra encima, bien la del club o una de manga larga. Sorprendentemente no te acuerdas de ella y eso para mi es una de sus mayores virtudes. También me gustaría destacar su comportamiento ante situaciones climatológicas adversas. En situaciones con mucho viento, actúa como un cortavientos y te das cuenta de ello cuando, en otras ocasiones sin llevar  la Hada, aun llevando manguitos a una camiseta de manga larga debajo, los brazos se te quedan fríos (amigos de Hoko, me plantearía sacar la Hada en manga larga). Pasa algo parecido con la humedad, la Hada tiene una capacidad de aislamiento muy grande, manteniendo nuestro cuerpo seco, aunque estemos expuestos muchas horas a la humedad.

En cuanto a los problemas, el mayor inconveniente que le he encontrado, si puede considerarse así, es que una vez que acabas el entrenamiento o competición te quedas frío teniendo que cambiarte rápidamente de camiseta. En cuanto al uso con temperaturas más altas, su comportamiento también es bueno aunque creo que Hoko tiene camisetas que se comportan mejor con altas temperaturas. Insisto en que es una percepción muy personal.

En definitiva, Hoko ha evolucionado sacando algo nuevo al mercado que hasta la fecha no lo había o al menos yo no lo he encontrado. Una camiseta pensada por y para el alto rendimiento, manteniendo nuestro cuerpo a una temperatura constante y siempre, repito, siempre seco. El precio, muy contenido a pesar de ser una revolución en el mundo de las camisetas.

miércoles, 23 de mayo de 2012

XIV Carrera Tuchchillas-Vizcodiyo


Tras unas semanas renqueantes y la notable mejoría que noté el jueves entrenando decidí debutar en esta bonita carrera que se desarrolla en el entorno del pico Vizcodillo y el bonito lago Truchillas. 


El día es espectacular, sol y una temperatura agradable que hacen que las ganas de correr se acentúen. En línea de salida muchas caras conocidas, Salva Calvo, Rubén Mediavilla o Raúl Fernández Llamas. Una vez dada la salida, rápidamente se ponen en cabeza Mediavilla, Raúl Fernández y un corredor del UST. Yo me quedo en un segundo grupo con Salva, quiero ir poco a poco y probar sensaciones con la rodilla. Tras pasar unos 3km, giro a la derecha y comenzamos a subir por una senda empedrada muy entretenida y a pocos metros veo a Raúl. Poco a poco voy recortando hasta alcanzarle. Sé que es buena rueda y decido aguantar un poco con él pero pasado un kilómetro, mis piernas me piden guerra y tiro a por los dos de cabeza. Llegamos a las inmediaciones del lago Truchillas ya la organización nos tiene preparado un avituallamiento, además de alentarnos con sus ánimos. A partir de este punto empieza la parte más divertida de la carrera, comenzamos a subir por una zona de escobas para más tarde atravesar un laberíntico bosque de piedras que sin lugar a dudas hacen el tramo más técnico de la carrera. Al poco de coger a Mediavilla, me da un buen susto, cayéndose de espaldas en uno de esos bloques. Por suerte no fue nada. Ya enfilamos la subida final y me pongo primero, intentando tensar un poco en las zonas más técnicas ya que la rodilla no me molesta. Paso primero con unos segundos de ventaja por la cima del Vizcodiyo y en la bajada más técnica logro abrir hueco. Penúltimo avituallamiento y… ¡a correr!. Entramos en la zona de pistas donde realmente se puede volar, siempre picando para abajo y con algún repecho pequeño. Mantengo la ventaja con Mediavilla que viene 1 minuto por detrás y en el último cortafuegos a disfrutar. La inclinación que tiene y la piedra suelta en algunos tramos hace que sea entretenido. Antes de entrar en meta última sorpresa, atravesamos un río por su cauce antes de ganarnos el respeto del Vizcodillo. Por detrás llegan Mediavilla y Raúl Fernández. El “abuelo” Salva llega 4º en una carrera que se le queda corta, el tío es indestructible.


Ha sido una estupenda jornada y me llevo un gran recuerdo de esta carrera, cuya organización nos ha tratado como a marqueses. Una gran palla final complementada con pastas, vino y cerveza para todos y el cariño de los miembros del Grupo de Montaña Teleno. Espero poder repetir en próximos años.


Un saludo

sábado, 12 de mayo de 2012

Campeonato de España de Carreras por Montaña


                He dejado pasar casi una semana para realizar una reflexión de mi primera participación en un Campeonato de España de Carreras por Montaña. El resultado numérico no ha sido nada bueno, pero a nivel mental he ganado y me ha hecho más fuerte. Muchos saben que estoy pasando un pequeño bache que no sólo ha alcanzado el nivel deportivo, sino también el personal. Cuando me llamarón de la selección pensé que quizás no era la mejor opción, llevaba unos cuantos días con problemas de ligamentos que no me dejaban correr y en la montaña no se puede probar uno, es un medio mucho más hostil que el asfalto y si algo falla, muchas veces no pueden entrar a por ti y tienes que intentar salir por tu propio pie. Aun así decidí correr e ir a dar lo mejor que tengo dentro, sin excusas ya no había lesiones ni nada que me pudiera frenar.




                El día que llego a Parada de Sil, lo primero que entra por lo ojos el nivel de los “pollos” que se juntan en un Campeonato de España. Esto me motiva y si hay algo que he aprendido es que nunca me creeré mejor que nadie pero tampoco peor. Soy de los que cree, más que un cura en el dinero, que nuestras limitaciones son fruto de nuestra mente. En carrera el dolor desaparece, la mente lo llega a evadir con la droga de la alta competición… y salgo sin miedo dispuesto a todo, aguardando a los acontecimientos pero preparado para dar un zarpazo a la más mínima oportunidad. El ritmo alto pero no me asusta, por suerte no tengo olvidado los fríos croses leoneses ni las velocidades de vértigo asfalteras. Primer desnivel importante del día, delante los Heras, Ortiz, Castanyer… y yo aguardando, subimos caminando y me encuentro fino, km8 y el cuerpo empieza a funcionar, empieza la bajada… y comienzan los problemas, la rodilla empieza a despertar y la mente no la controla. No puede cambiar bajando, y a pesar de que es bajada ya no puedo seguir al grupo, el dolor se hace protagonista y me tengo que resignar y bajar una marcha. La carrera se acabó… ¿o tal vez empiezo una nueva?.  Ahora tengo que decidir, si sigo o paro. Parar quizás sería lo fácil, lo más sano y más prudente. Pero hay algo dentro de mí que me lleva a luchar. Comienza una nueva carrera, contra mi mismo, tengo que dominarme y luchar. Sigo subiendo, la rodilla es una pelota  que me quiere frenar pero  yo no la dejo. Miro el reloj y km16, si todo está bien medido me pueden quedar otros 16-17km, con 1300m positivos. Me van pasando corredores, pero yo me centro en seguir, cuando la pierna se me agarrota, paro y estiro para continuar mi camino. Ya queda menos para coronar y pienso que los 7km de bajada se me harán más llevaderos, pero nada de eso, calambres y más dolor. Me siguen pasando corredores y yo sigo pasando kilómetros, estoy ganando, la retirada cada vez está más lejos. Km27, 6 a meta y última opción de abandonar, sigo, mi objetivo y mi victoria están próximos. Llego al último repecho que me conduce a meta y mi sorpresa es ver a Miguel Caballero andando, le pregunto que qué tal esta y me dice que bien, pero que tire que viene gente por detrás. El tío era el gran favorito, ha reventado, con diarrea y ha seguido. Llego a meta, he vencido, he ganado esta partida al dolor.

                Quizás no haya sido mi mejor carrera. El resultado discreto me había cegado en un principio, pero pasados los días descubres que he hecho una gran carrera y que me va ayudar en futuros ultras, ya que estaré más preparado para afrontar problemas que surjan en estos. Por otro lado quiero destacar la actitud de Miguel Caballero, para quitarse el sombrero. Llegando andando, reventado y detrás de las dos primeras mujeres pero con una sonrisa de oreja a oreja. Hablando con él el día anterior nos decía que el venía a ganar, sin más. Y al día siguiente, le sale una mala carrera y en lugar de retirarse, se resigna y acaba cerca del puesto 50º, enhorabuena por tu saber estar y tu actitud de gran campeón.

Un saludo

viernes, 4 de mayo de 2012

Campeonato de España de Carreras Por Montaña

Tras unas cuantas semanas arrastrando molestias en mi rodilla izquierda, recibo una llamada de la Federación de Montaña de Castilla y León para formar parte de la selección de carreras por montaña. Tras comentarles mi situación decidimos arriesgar e intentar recuperarnos en un tiempo record... a pesar de romper con el programa no he estado parado y la bici de montaña y elíptica han sido mis compañeras en estos 10 días y creo que podemos defender la gran selección que llevamos, entre los que destacan Miguel Heras, ganador de la Cavalls, 3º en Zegama y demostrando un gran estado de forma en las últimas carreras. David López Castán que junto a Miguel Caballero, también integrante de la selección, ganaron la durísima Transalpine Run. Raúl García Castán, leyenda viva de las carreras por montaña, sino me equivoco 5 veces campeón de España, tras un año en el dique seco parece que vuelve por sus fueros y a demostrado estar en forma en las últimas carreras. Son de lo mejorcito que hay ya no a nivel nacional, sino mundial en carreras por montaña. Yo intentaré llegar lo más cerca de ellos que pueda, realmente no se como responderá la rodilla pero tengo ilusión y fuerza para luchar a muerte. 

Un saludo y suerte a todos los que corrais el domingo.

martes, 20 de marzo de 2012

ADIÓS INVIERNO, ADIÓS...

Con la participación en la IV edición de la Carrera Alto Sil, cierro la temporada de invierno más productiva que jamás he vivido. Me he impuesto a las adversidades de la vida, y he cuajado entrenamientos y más entrenamientos que serán la base de los retos veraniegos.

En cuanto ha resultados... pues muy buenos también: 4º en La Peña del Tren, 2º en La TransCandamia, a escasos segundos de un hombre que le disputó un campeonato de España al mismísimo Agustí Roc..., 3º en la San Silvestre de Cistierna-Sabero, 1º en la de Villaquilambre... y el más importante, formé parte del grupo de personas que han realizado una gesta adelantada a su tiempo y lo digo desde la humildad, pero es la verdad. El Anillo del Vindio en estilo invernal está adelantado a su tiempo, no hay material inventado para realizar esta actividad como la propusimos e hicimos, 45h, pasos muy expuestos sin proteger y con la única ayuda para progresar de unos crampones y un piolet. Nunca va a tener la repercusión mediática que pueda tener un record del mundo, tampoco lo pretendemos. Pero el día que se pueda medir los umbrales de tensión y de dominio de miedo que tuvimos que soportar en 45h, se podrá valorar, para entonces no seré más que ceniza, pero sé que mi nombre perdurará en los Picos de Europa, como el de otros grandes, Udaondo, Rabadá y Navarro, el Cainejo...  y me siento orgulloso de ello, formar parte de aquel trío adelantado a su tiempo Salvador Calvo Redondo, Jesús Martínez Novas y Pablo Manuel Villa González.

Pero ahora es hora de seguir caminando, pues una etapa de mi vida se cierra y otra se abre.  Hay proyectos en mente y el cuerpo ha de estar ligado a mi mente como si fuera uno para poder afrontarlos con éxito, y esto se entrena amigos, os lo digo por experiencia. Queda ya mucho menos para la Travesera y un numeroso grupo de leoneses estamos ya cimentando para poder llegar a su cúpula... unos irán más rápido que otros pero todos tenemos el mismo objetivo que es domarla, y os advierto que no es nada fácil pues su espíritu salvaje no lo podrán apagar ni las más prestigiosas marcas del mercado... tratarla con cariño y ella puede que os comprenda, intentar entenderla y sentirla es la mejor forma de tranquilizarla, de lo contrario su furia nos aplastará sin que lo podamos remediar... ir sin miedo pero con humildad y si conseguís convivir con ella, no la guardeis rencor por haberos magullado, ¿a caso no estamos nosotros intentando domarla?.


Un saludo compañeros.

martes, 13 de marzo de 2012

Conquista del Anillo del Vindio en invierno...

RIZANDO EL RIZO
No han pasado ni 40h desde que finalizamos o mejor sobrevivimos, a la aventura más dura que jamás me he enfrentado. Muchos sabíais que Salva Calvo, el himalayísta gallego Jesús Martínez Novas y el que escribe,  íbamos a INTENTAR y lo digo con mayúsculas porque a mí personalmente me parecía muy muy complicado que por unas circunstancias o por otras nos saliera, el Anillo del Vindio en estilo invernal, es decir, la actividad tiene que hacerse entre el 21 de diciembre y el 21 de marzo.
 El Anillo del Vindio consiste en enlazar todos los refugios de los Picos de Europa y el albergue de Bulnes. No importa del refugio del cual quieras salir ni el sentido que quieras emplear. Tampoco el tiempo. Es una actividad que tiene la misma idea que Carros de Foc en Pirineos, pero que dista mucho en dureza con el Anillo del Vindio, en el cual salvas más allá de los 20000m de desnivel en cerca de 120km.
Este reto para mí comienza un par de días después de La Transandamia leonesa. Mi compañero de equipo y organizador de la misma, Anibal y yo quedamos con Salva para tomar un café y fue ahí donde empezaron los cantos de Sirena. Las premisas eran claras y contundentes, Picos de Europa, invierno y la que será mítica travesía de los refugios. Tras una hora en estado de shock, llamé a Salva y le dije que contara conmigo. Entonces comenzaron las dudas con el material. ¿Botas o zapatillas?, ¿qué crampones?, ¿y la mochila?. Fue aquí donde comencé a darme cuenta de la envergadura de la empresa que íbamos a acometer. Y es que para mí esta actividad, tal y como la hemos realizado  está adelantada a su tiempo y al material disponible que las casas nos pueden facilitar. Tras largas conversaciones telefónicas y consejos de expertos, optamos por una zapatilla ligera de trekking con goretex, combinada con una polaina, crampones de correas y un piolet ligero. Mochila de 33l de carga, y ropa de trail de invierno. Teníamos que arriesgar, más peso nos iba a taladrar la espalda y el ritmo no podría ser nada ligero.
El viernes 9 de marzo partimos los tres a Posada de Valdeón, localidad leonesa donde comenzaríamos nuestro reto. Tras una cena contundente y charlar con nuestro grandísimo equipo de apoyo Juan Ramón y Paco Arcilla (una vez más gracias) nos fuimos para la cama. A la 4:15 en pie de guerra, un desayuno rápido y a la plaza del pueblo. Tras las fotos de rigor, comienza el reto. Salimos trotando suave en dirección Cordiñanes, donde rápidamente cogemos La Rienda de la Asotín. El paso es continuo y ligero, pero cómodo. La nieve es escasa y nos posibilita cruzar el Argayo Congosto sin crampones. Los rebecos nos contemplan como a un bebe que comienza a dar sus primeros pasos, y es que cuando te enfrentas a retos así te das cuenta de que la naturaleza es mucho más poderosa que cualquiera de nosotros.
 Al poco de pasar el Argayo tenemos que poner los crampones y tras caminar los primeros metros nos damos cuenta del primer error. Los plásticos laterales, donde van sujetas las correas nos están destrozando los tobillos llegando a hacernos herida. Jesús inventa un apaño y podemos continuar. La subida al refugio se hace dura y peligrosa, teniendo que superar un resalte de unos 10m con 80º de inclinación. Después de 3h30’ llegamos a hermoso y sin parar no disponemos a pasar las Colladinas, lugar que teníamos señalado en rojo. Tras unos minutos de tensión pasamos este delicado paso y el sol aparece dándonos ánimos a continuar.
Enlazamos realmente rápido con los Tiros de Casares y el Refugió de Cabaña Verónica. Aquí tampoco paramos pues el tiempo que perdemos en quitar y poner crampones pensamos en compensarlo minimizando las paradas en los refugios. El descenso hasta el cable de Fuente De es rápido y seguro. Al comenzar el descenso a las Vegas de Sotres, nos encontramos a Pablo Criado y Ana Bustamente (dos animales de las carreras por montaña) esperándonos con empanada, cocacola, chocolate caliente y te. Muchas gracias chicos, estos gestos nos han ayudado a continuar. Paco y Ramón también llegan hasta donde estamos. Tras charlar un poco y describir nuestras sensaciones no dirigimos a la boca de Jidiello. Intentamos evitar la nieve lo máximo posible cruzándola por la izquierda, pero a falta de unos 500m de desnivel tenemos que ponerlos. En 1h35’ hemos hecho la canal entera, ha sido un ritmo muy alto teniendo en cuenta el equipo que llevamos y la parada para poner los crampones, en la Travesera los primeros lo hacen en 1h15’. Tengo que reconocer que en el tramo final pasé miedo, es muy expuesto y prácticamente solo entraban las puntas frontales, de los crampones.
 Descendemos al casetón de Ándara, donde me llevo una sorpresa, el guarda es un gran jinete de la Travesera. Con el me retorcí de dolor subiendo Dobresengos en mi primera participación. Nos da unas cocacolas y una botella de agua, muchas gracias Cipri. Aquí mis piernas ya van tocadas, los tendones de las rodillas están dañados. El descenso a Sotres por fuente soles es muy duro, son las 5 de la tarde y la nieve esta muy blanda y nos hundimos mucho, con el consecuente desgaste físico y mental. Ya en Sotres, me cambio de ropa para afrontar la noche, cargamos líquido y comemos bastante. Me  duele bastante la rodilla y tengo que empezar con el ibuprofeno. En este tipo de retos tienes que estar engañando al cuerpo continuamente para que no se rebele.
Seguimos nuestra aventura y llegamos al refugió de la Terenosa pasando el collado de Pandebano. La noche empieza a caer y ya tenemos que poner crampones y frontal. Como cambia la montaña de noche, la percepción del terreno es muy diferente y ves collados donde no los hay, huellas donde no las puede haber por el simple hecho de que por ahí es imposible pasar… pese a ir juntos la soledad se apodera de ti, apenas estamos separados unos de otros por 30m pero es inevitable sentirse solo, la montaña ha crecido y tu único compañero es un halo de luz de medio metro.
Nos despistamos subiendo a Urriello y cogemos el camino que va a dar directo a la canal de la Celada, aunque va a dar al refugio también. En este tramo nuestro compañero Jesús no va muy fino, pero su veteranía en montaña (siete ochomiles en su espalda) le hace estar tranquilo y poner un ritmo que le permite llegar al refugio apenas cinco minutos más tarde. Otra gran sorpresa nos llevamos en el refugio de Vega Urriello. Sergio, el guarda, ha subido a hacer limpieza. Nos informa de que el paso de la Brecha de los Cazadores está muy muy delicado. Se ha formado una visera de hielo, al igual que el paso de la cuerda saliendo del refugio de los Cabrones. Esto me baja mucho la moral, pero Salva propone que esperemos a que salga la luz y ver como está el tema. El guarda, nos prepara una sopa y nos deja ropa de abrigo. Tengo los pies helado y necesito varias mantas para entrar en calor. Descansamos hasta que se hace de día, volver a poner las camisetas mojadas es la peor sensación que he vivido nunca y más cuando la temperatura a las 6:30 de la mañana es de -3º. Tras agradecer a Sergio su trato, salimos hacia la Brecha. Aquí comienza uno de los pasos más peligroso de la actividad, el flanqueo hasta la Brecha está muy delicado, con la nieve muy dura. Cuando llegamos a su altura, efectivamente vemos la visera. Jesús cree que se puede sortear por tramo de roca hacia la izquierda y así es. Tras 15m de chimenea en la que tenemos que escalar entre hielo y roca, con un patio considerable empezamos a evitar la seta por la izquierda y lo conseguimos. La moral se vuelve a subir, pensamos que ya no nos pueden quedar pasos más delicados.
Llegamos al refugio de Cabrones, y seguimos con la tónica de las últimas horas, minimizar el tiempo de parada. Tras el paso de la cuerda, que lo encontramos bastante bien, empezamos un rápido descenso hasta la boca de la canal de Amuesa, donde nos quitamos los crampones. Esta canal la hicimos volando y rápidamente nos encontramos con Ramón y Paco que habían subido a buscarnos hasta Bulnes. En Bulnes no paramos, nos hicieron la foto y rápidamente trotando hasta Poncebos. Hay que destacar que el refugio de Urriello y Poncebos lo unimos en menos de 4h, teniendo en cuenta que hay que superar un desnivel negativo de 2000m.
Aquí me volví a cambiar de ropa y me puse mallas piratas y camiseta de manga corta, comenzamos un nuevo tramo de trote y mi organismo se empezó a quejar de verdad. Empecé a tener nauseas y el dolor de rodilla y aductores iba a más. Subiendo Trea, la pájara se estaba acentuando, pero la experiencia en este tipo de retos me hace estar tranquilo y sé que lo más probable es que tras un par de hora vuelva a recuperar sensaciones. Pese a ir mal el ritmo no decrece. Saco mi mp3 y le doy volumen. Volvemos a engañar al cuerpo. Llegamos a Vega de Ario y aquí tengo que sentarme unos minutos. Salva y Jesús me animan, y poco a poco partimos a los Lagos de Covadonga donde nos esperan Ramón y su mujer, Paco, Patricia y mis Abuelos. El dolor de rodilla se hace aún más duro y Salva me da un Enantyum. A los pocos minutos el dolor se suaviza y vuelvo a trotar. Las sensaciones vuelven a ser buenas y el ritmo aumenta de nuevo.
Llegamos al Pozo del Alemán y el recibimiento es espectacular. Nos aplauden y podemos ver las caras de emoción y alivio a la vez en nuestros amigos. Nos tienen preparada una mesa con comida de la buena. Tortilla, filetes, empanada… y hasta vino del bueno. En estos desafíos te das cuenta que una simple tortilla fría puede ser el placer más grande que haya. Volvemos a ponernos el equipo de invierno y partimos a buen ritmo hasta Vegarredonda. Hacemos nuestra penúltima foto de refugio y partimos hacia las Barrastrosas, donde nos cae la noche. Con varios despistes, pues seguimos unas huellas que nos conducían al clásico Corredor del Marqués, nos plantamos en el Hoyo Santo. Lo atravesamos por el medio y rápidamente estamos subidos en la Forcadona. La imagen se me quedará grabada para siempre. Los tres, en un collado que apenas tenía metro y medio de ancho y 5 de largo y ante nosotros una pared de nieve y hielo que no bajaba de los 80º de inclinación. No se veía el fondo del pasa pues estaba sumido en la oscuridad. Pensamos en darnos la vuelta, pero Jesús, el más fino de los tres con piolet y crampones probó fortuna y nos fue haciendo un poco el camino, afortunadamente la nieve estaba bastante decente y bajamos despacio sin ningún susto más allá de la impresión que supone bajar de un collado de 2300m de altura, con una rampa de 80º de inclinación a las 12 de la noche.
Tras superar este impresionante muro, que nos llevó cerca de 40’ para poco más de 70 u 80 metros de desnivel, nos dirigimos con paso firme y mucho cansancio hasta el caseto de Vega huerta. Desde aquí hasta la canal del Perro fuimos a tiro fijo puesto que había huellas. La bajada de la canal también fue con mucha tensión puesto que no se permiten fallos ya que la caída que hay es impresionante. Es alucinante ver como cuando está reventado y parece que no puedes más, el cuerpo vuelve a sacar fuerzas para concentrarse en cada paso y evitar caerse. A veces es desesperante ver como necesitas 20’ para descender 50 metros pero el cuerpo es sabio y sabe templar los nervios y la tensión, ya habrá tiempo para el descanso.
Llegamos al collado del Frade y aquí ya se acabó el peligro y la tensión. Se lo hacemos saber a nuestro equipo de apoyo, y Ramón, experimentado montañero, tranquiliza a la gente. Les dice que  ahora lo único que nos puede pasar es que tropecemos con una rama de los bosques de Vegabaño o que tardemos en vez de 2h más, 7h pero que nuestra vida está ya a salvo.
 Tras deambular un buen rato por el bosque, encontramos el puente que nos lleva a la senda que va directa al refugio de Vegabaño. Es la 1h20’ hemos completado nuestro reto. El cuerpo lo sabe y rápidamente se relaja. Es una sensación muy peculiar, es como si supiera que ya puede descansar y puesto que ya está a salvo, el cansancio y el sueño se acentúan pero la civilización está cerca.
Bajamos tranquilamente hasta Soto de Sajambre donde nos están esperando. Reto cumplido. Tras 45h20’ de sufrimiento, dolor y también disfrute. En las caras de todos los que nos han seguido se puede ver la envergadura del reto que hemos conseguido pero yo aún no soy capaz a asimilarlo, de valorarlo. Han sido muchas horas de esfuerzo y tensión y no estoy acostumbrado a estos desafíos.
Nuestro reto será superado tarde o temprano, vendrá gente que rizará aún más el rizo, incluso llegará ha convertirse en una actividad clásica, pero nadie nos podrá quitar la experiencia vivida en esas 45h, las tensiónes, incertidumbres y miedo que hemos llegado a pasar nadie las podrá volver a vivir.
Y por último, quiero agradecer a todo el mundo el apoyo que nos ha dado, pero en especial a dos persona, que han vivido el reto junto a nosotros. Ramón y Paco ello han sido el pilar y el bastón donde se ha apoyado el reto, saber que alguien te esta esperando… no se paga con dinero.

viernes, 2 de marzo de 2012

HOME TO SUMMIT...

El fuerte empuje mediático de la carreras y los falsos ídolos creados por nosotros mismos, a veces nos impiden disfrutar de las retos y actividades que están mucho más cerca de nosotros de lo que pensamos.
Cuando era niño y veía las montañas lejos muy lejos, había una que destacaba desde mi ciudad, León. Siempre pensé que si se veía desde la ciudad no podía estar muy lejos como para llegar en un día y conseguir su cima. Estoy hablando del Polvoreda, aunque yo siempre lo conocí como "Correcillas". 
En esta aventura me acompaño una de esas personas a las que les tienes mucho que agradecer por enseñarte cosas que en la escuela o en la mejor de las universidades jamás te podrán mostrar. Juan Ramón ha sido el que me ha enseñado a andar por la montaña. Con apenas 14 años me llevó a conocer los Picos de Europa y he ido creciendo como montañero a su lado. Es curioso pero la primera vez que ascendí esta emblemática montaña leonesa coincidí con el en la cima, yo iba con mi padre y el con su hijo. ¿Casualidad?. Sin más os dejo un resumen de la actividad.

7:50. Salgo de casa (al lado de la iglesia de las Ventas) en dirección Villaobispo pasando por la universidad. -1º y cielo despejado. 












Al fondo nuestro objetivo.













Recojo a Ramón y manos a la obra despacito. 













Cogemos el carril bici que nos lleva a Villanueva del Arbol para después ir a Canaleja donde está el primer repecho de la jornada y que nos conducirá a la pista que va a la Vecilla.









Tras algo más de 4h nos plantamos en Campohermoso. El ritmo a sido muy constante y cómodo sabiendo que lo que venía a partir de aquí era lo más duro de la jornada. Salimos de Campohermoso en dirección a Peñagalicia y tras una dura rampa inicial nos encontramos con la primera dificultad del día, un escobal que nos entorpece el ritmo y nos llega a desesperar. Tras un flanqueo dirección Aviados y un pequeño resalte rocoso nos topamos con nuestra primera cima.


























Tras cruzar un pequeño valle, comenzamos ascendiendo por las faldas de nuestro primer objetivo hasta llegar a una brecha en la que es imprescindible echar las manos a la roca.



























La dificultad de este obstáculo no supera un II grado en escalada y al ir encajonado en la brecha no nos da sensación de "patio" pero hay que tener cuidado y fijarse en todo momento donde colocamos nuestros pies y manos. Una vez superada esta brecha, ya visualizamos en todo su esplendor nuestro gran objetivo.

Decidimos desviarnos hacia nuestra derecha para alcanzar el punto más alto de Peña Galicia y tras un flanqueo por una ladera bastante asequible llegamos a sus dos cumbres.













Comimos unas barritas, las  fotos de rigor y rápidamente comenzamos el descenso hacia el valle que atravesamos y nos conduce a la pista que baja a Correcillas.
















Una vez en Correcillas, reponemos agua y nos dirigimos poco a poco a las faldas de nuestra última dificultad. Después de atravesar un río por su cauce y un repecho muy explosivo, estamos de lleno en la montaña. Subimos por una arista técnica y con pasos de cierta dificultad (II y III) y esta vez si, con patio.




















Antes de llegar a la cima nos topamos con dos neveros que tenemos que flanquear y por suerte y la hora del día que es, están en buen estado.













Y por fín, tras 8h y poco más de 47km nos plantamos en la cima del Polvoreda.




























Hoy ya solo nos quedaba el descenso pero antes había que sacar una bonita foto del ahora privatizado Valle del Marqués y es que ahora, en pleno siglo XXI hasta la montaña tiene fronteras. Yo estoy intentando mirar a ver si en mi banco me dan una hipoteca para comprar Torre Santa.













Después de 9h y 20', llegamos a Villalfeide donde mi abuelo y mi abuela nos estaban esperando, sin ellos muchas de mis aventuras serian imposibles.













Pues otro reto, aventura o desafío conseguido. Han sido muchas las emociones vividas el día de hoy y espero que no sean las últimas. El trail o que narices, correr por la montaña es una actividad única en la que consigues conectar contigo mismo y reflexionar, y en esas reflexiones he llegado a la conclusión que nuestro único objetivo en la vida tiene que ser disfrutar, ya sea sufriendo en un duro entrenamiento o en el día a día cotidiano (aguantando al jefe o limpiando culos a los hijos) o bien en un bonito descenso de una montaña o simplemente tomando una caña en una terraza de un bar. Os recomiendo que solo penseis en disfrutar, aparcar rencores, mal humor, tensiones inecesarias... todo esto nos conduce a nuestra propia destrucción y os digo por experiencia que no nos lleva a ningún sitio. Animo a todo el mundo a perseguir sus sueños, para unos será formar una familia, para otros pescar un salmón de 20kg, para otros tomar cañas todos los domingos, pero insisto en que no nos olvidemos que lo que nos hace felices es el camino que recorremos hasta llegar a cumplir nuestro sueño, el objetivo final solo es la guinda del pastel... el día a día es lo que cuenta señores. Paciencia y disfrute, es la clave.
videoDisfrutando...